Ciudad del Carmen, Campeche

Coloridas letras gigantes en el malecón, probablemente auspiciadas por la SECTUR Campeche, te dan la bienvenida a Ciudad del Carmen. El puerto cuenta con el mayor estuario del país, playas tranquilas y algunas esquinas fotografiables. Tendría que ser un sitio turístico, pero no lo es; sin embargo, la gente parece tener fe desesperada en los ingresos que esta actividad económica traerá al puerto. Mientras desayunamos en un insípido restaurante en la insípida plaza central, un hombre se nos acerca corriendo: “¿Son turistas?”, le decimos que sí y nos deja panfletos con información sobre el puerto. Visitamos algunos de los puntos que vienen sugeridos. Las fachadas bien pintadas y conservadas de unos cuantos edificios coloniales que dan al parque Juárez, recuerdan a las medallas de plástico pintadas de dorado de una mini olimpiada infantil. Al asomarte a cualquiera de las calles de atrás te topas con un sucio y caótico remedo de urbe en la que las construcciones más armónicas suelen ser Elektras, Coppels y zapaterías 3 Hermanos, entre una que otra ruina pintoresca. Antes de irnos caminamos un rato por el malecón y encontramos que el atractivo más bello y auténtico de Ciudad del Carmen está en el mar y sus viejos barcos industriales.

– Carlota

Anuncios