El señor Pacheco: calvo, treintón y primerizo